Clásicas – VIII Concurso Odisea 2022 en Andalucía (SEEC)

VIII Concurso Odisea 2022

El arte en Grecia y Roma

Las Secciones de Cádiz, Córdoba, Granada-Jaén-Almería, Málaga y Sevilla-Huelva de la Sociedad Española de Estudios Clásicos (SEEC) en colaboración con los Departamentos de Filología Clásica de la Comunidad andaluza convocan la octava edición del Concurso Odisea, en el que podrán participar todos los alumnos y alumnas que así lo deseen, pertenecientes a cualquiera de los Centros Oficiales de Enseñanza Secundaria de Andalucía.

Tendrá lugar entre los días 31 de enero y 1 y 2 de febrero de 2022 (primera fase), y los días 9 y 16 de febrero de 2022 (desempate local y fase final estatal, respectivamente), según se detalla en el calendario adjunto.

La inscripción tendrá lugar desde el miércoles 1 de diciembre de 2021 hasta el viernes 28 de enero de 2022, ambos inclusive, rellenando el formulario de inscripción directamente en la web del concurso (Sección Andalucía).

Este año, de manera especial, el concurso se dedica de todo corazón a la isla de La Palma, INSVLA PVLCHRA IN CORDIBVS OMNIVM.

En esta edición participarán las secciones de la SEEC de Andalucía (Secciones de Cádiz, Córdoba, Granada-Jaén-Almería, Málaga y Sevilla-Huelva), Aragón, Asturias (en colaboración con la Asociación asturiana de profesores de Latín y Griego “Céfiro”), Canarias, Galicia, Extremadura, Salamanca-León, Valencia-Castellón, Valladolid, Madrid, La Rioja y la Associació de Professorat de Llengües Clàssiques de Catalunya (APLEC).

Este certamen, aunque abierto a todos los alumnos y las alumnas de los Centros educativos de Andalucía, está dirigido principalmente a los alumnos de Cultura Clásica, Latín y Griego, sin más pretensión que sacar la Cultura Clásica de las aulas, al menos, por unos días.

La celebración del concurso coincidirá en las mismas fechas en todas las Comunidades.

Las preguntas se ceñirán al currículo de Cultura Clásica, Latín y Griego que se imparte en los centros y, como se establece en las bases, cada día versarán sobre aspectos concretos del tema elegido en cada edición.

Navegaremos en esta nueva aventura de ODISEA 2022 acercándonos a un nuevo tema: “El arte en Grecia y Roma”.

POEMA ODISEICO
¿Estos quiénes serán que al concurso Odisea acuden?
¿A dónde lleváis ese portátil con su cargador,
esos puertos USB, esos libros llenos de tarjetas separadoras?
¿Cuántas escuelas están revolucionadas
con alumnos investigadores esta sacra mañana?
Oh instituto, tus pasillos se llenan de chavales
que acuden a la búsqueda, a la sala de ordenadores
cargados con mochilas,
llevando sus libretas, sus bolígrafos y su ilusión.
¡Qué bella imagen digna de un Fidias del siglo XXI
que inmortalizase en un friso vuestros gestos,
vuestros pasos decididos!
Cuando a nuestra generación destruya el tiempo
permaneceríais, entre penas distintas
de las nuestras, inmortalizados en piedra diciendo:
«La belleza es verdad y la verdad belleza»… Nada más
se sabe en esta tierra y nada más hace falta.
De todo esto no quedará una obra en piedra,
pero sí, como la copa de Fidias hallada en Olimpia,
un detalle emocionante recordará lo que hemos trabajado.

Nuestra nave es la octava vez que recorre esta aventura en la navegación por el proceloso mar de los centros de Secundaria de la comunidad andaluza y por ello, en esta séptima singladura, que tendrá sus puertos de partida en Almería, Cádiz, Córdoba, Granada, Huelva, Jaén, Málaga y Sevilla, ansiamos arribar a nuestra isla sanos y salvos, pero también más sabios. Dejemos a nuestros alumnos que se enfrenten como modernos héroes a las preguntas y disfruten de la satisfacción de las respuestas encontradas con su esfuerzo, que lleguen sanos a Ítaca y culminen su travesía sin consultar al oráculo más que lo estrictamente necesario.

Si se necesita ayuda para el concurso, aquí se pueden consultar las FAQ (preguntas más frecuentes).

El concurso podrá seguirse en Twitter con el hastag #OdiseaXXII. También en nuestra página de Facebook Odisea-Odissea, y en Instagram @concursoodisea.

Las Bistecs – Historia del arte
Publicado en Andalucía, Clásicas, Concurso Odisea, SEEC | Deja un comentario

Música – Jacques Offenbach – La Belle Hélène, Acto I, 2ª Aria Amours divins! Ardentes flammes! (Tradición clásica)

La Belle Hélène, Acto I, 2ª Aria: Amours divins! Ardentes flammes! 

HÉLÈNE
Amours divins! Ardentes flammes!
Vénus! Adonis! Gloire à vous!
Le feu brûlant nos folles âmes,
Hélas, ce feu n’est
plus en nous.
Ecoute-nous, Vénus,
Vénus la blonde,
Il nous faut de l’amour,
n’en fût-il plus au monde!
Il nous faut de l’amour,
nous voulons de l’amour!
Les temps présents
sont plats et fades:
Plus d’amour! Plus de passion!
Et nos pauvres âmes malades
Se meurent de consomption!
Ecoute-nous, Vénus,
Vénus la blonde.
Il nous faut de l’amour,
n’en fût-il plus au monde!
Il nous faut de l’amour,
nous voulons de l’amour!

HELENA
¡Amores divinos! ¡Ardientes llamas!
¡Venus! ¡Adonis! ¡Gloria a vosotros!
El fuego hiere nuestras locas almas,
pero, ay, ese fuego no está
ya en nosotros.
¡Escúchanos, Venus!
¡Venus la rubia!
¡Nos hace falta el amor,
pues ya no crece en el mundo!
¡Nos hace falta el amor!
¡Queremos amor!
Los tiempos presentes
son monótonos y sosos:
¡Más amor! ¡Más de pasión!
¡Y nuestras pobres almas enfermas
se mueren de consunción!
¡Escúchanos, Venus!
¡Venus la rubia!
¡Nos hace falta el amor,
pues ya no crece en el mundo!
¡Nos hace falta el amor!
¡Queremos amor!

Jacques Offenbach, La Belle Hélène

Argumento

La acción se desarrolla en Esparta, poco antes de la partida de los griegos para la guerra de Troya.

ACTO I

En Esparta, mientras el gran augur de Júpiter, Calcante, se queja de la decadencia de los sacrificios a los dioses, la reina Helena, que languidece en su matrimonio con el débil rey Menelao, se interesa por los rumores sobre un concurso de belleza entre las diosas celebrado en el Monte Ida. Paris, hijo del rey de Troya Príamo, llega a continuación disfrazado de pastor, y le revela a Calcante que ha sido él, en efecto, quien obligado a emitir un juicio, le concedió la manzana del triunfo a Venus; la diosa agradecida, le ha prometido a la mujer más bella del mundo, que no es otra que Helena. Después de una alocada irrupción de Orestes, hijo de Agamenón y sobrino por tanto de Helena y Menelao, se presentan los reyes de Grecia para celebrar la fiesta de Adonis. Una charada en forma de adivinanza ha de revelar al hombre más inteligente; tras el fracaso del ardiente Aquiles y los dos Áyax, es el falso pastor quien se adelanta y da con la solución. Helena, que ya se había sentido fatalmente atraída por el joven al verle antes de la prueba, corona transida de amor al vencedor, que confiesa a todos entonces su verdadera personalidad. En medio del júbilo general, un oráculo amañado por Calcante bajo el dictado de Venus obliga al apático Menelao a marcharse a Creta, dejando sola en Esparta a su bella esposa.

ACTO II

A pesar de las cuatro semanas de soledad y abstinencia, Helena se resiste a la fatalidad amorosa que (inspirada por Venus) le esta empujando a ceder al asedio del hermoso Paris, muy contrariado por sus negativas. Mientras el séquito de Agamenón se entrega al juego y al alcohol, Helena sueña con su amor imposible por el joven. Pero el sueño se hace realidad, y cuando ella y Paris están a punto de alcanzar el éxtasis, se presenta Menelao en la alcoba. A la indignación del marido se suman las fantasías guerreras de Agamenón beodo, el disimulo de Paris y la protesta semi-inocente de Helena. Pero con la precipitada marcha del príncipe troyano se evitará de momento, la tragedia.

ACTO III

En el retiro veraniego de Nafplio la corte vive en un desenfreno instigado por Venus, que quiere vengarse del fracaso de sus planes de premiar a Paris con Helena. Agamanón y el sacerdote Calcante ruegan a Menelao que se sacrifique cediendo a los designios de la diosa y cediendo a su esposa, que sigue proclamando su fidelidad. Pero Menelao tiene otra solución: ha pedido el consejo del augur de Venus, que resolverá el dilema. Ante la ira de Calcante, que resiente la competencia, llega un barco de Citerea, y en él su gran augur, que no es otro que Paris disfrazado. Después de predicar la alegría al pueblo, dictamina: la reina ha de embarcar para la isla de Citerea, custodiada por él mismo y haciendo sacrificios a la diosa. La propuesta es muy bien recibida por todos excepto por Helena, que sólo al saber quien se esconde detrás del disfraz acepta. El barco zarpa con los enamorados, pero pronto el engaño es advertido, y Agamenón y Menelao se disponen al combate. La guerra de Troya está al llegar.

Publicado en Clásicas, Música, Tradición clásica | Deja un comentario

Poesía – Nuria Ortega Riba, Odisea (Tradición clásica)

Odisea

Se abrirán los mares sin mesías,
habitarán la tierra extraños seres,
traerán consigo angustia y desconsuelo.
Caerán de los cielos todas las estrellas.
Meteoros y cometas, polvo del espacio
vendrán en una hermosa colisión.
Tomarán voz los animales
para exigir venganza
y la tierra toda emitirá sonido
para anunciar su pesadumbre.
Suelo y techo convulsionarán
y hallaremos cuerpos sepultados
bajo rocas de magnitudes colosales.

Se quemará el papel,
no habrá testimonio.
Dejarán vacía a la palabra,
despojada de su significado.

Pero yo, alzada en esta losa,
yo, dedicada a mi labor
de tejer y destejer los párrafos,
yo, que soy Penélope,
aguardaré el momento justo
de tu venida.

Morirá el mundo en ignorado caos
y nos dará igual.
Nos contaremos historias en la cama
cuando ambas regresemos de esta larga travesía.

(De Nuria Ortega Riba, en Revista Casapaís)
Publicado en Poesía, Tradición clásica | Deja un comentario

Poesía – Luis García Montero, La ausencia es una forma de invierno

(Luis García Montero recita su poema)

La ausencia es una forma de invierno

Como el cuerpo de un hombre derrotado en la nieve,
con ese mismo invierno que hiela las canciones
cuando la tarde cae en la radio de un coche,
como los telegramas, como la voz herida
que cruza los teléfonos nocturnos
igual que un faro cruza
por la melancolía de las barcas en tierra,
como las dudas y las certidumbres,
como mi silueta en la ventana,
así duele una noche,
con ese mismo invierno de cuando tú me faltas,
con esa misma nieve que me ha dejado en blanco,
pues todo se me olvida
si tengo que aprender a recordarte.

(De Luis García Montero, Completamente viernes, 1998)
Publicado en Poesía | Deja un comentario

#EscuelaConClásicos – Actualización de los datos de la encuesta 7-1-22

De nuevo Manolo Cirera me ha enviado los datos de la encuesta sobre la situación de las asignaturas de Clásicas que está realizando la Plataforma #EscuelaConClásicos. En este caso son los datos actualizados a fecha 7 de enero. Por si todavía hay alguien que no ha rellenado esta encuesta, éste es el enlace:

https://escuelaconclasicos.org/encuesta/

 

Publicado en #EscuelaConClásicos, SEEC | Deja un comentario

Poesía – Ioana Gruia, La canción de las cosas perdidas

(Ioana Gruia recita su poema)

La canción de las cosas perdidas

Estoy en casa sola, escucho jazz,
una canción que me habla de la lluvia
mientras las gotas, aún lentas, caen
desconcertadas sobre este cristal
que me hace ver la noche y tu recuerdo.

Es la canción de las cosas perdidas,
que regresan en noches de verano
igual que una tormenta inesperada.

Y bailo enloquecida con tu ausencia,
y se calman la lluvia y el desgarro,
y suave es la canción, como la noche.

Los amores difíciles
están en la canción y en esta lluvia
que ahora cae fina en la ventana.

Y las gotas de nuevo se deslizan
lentas sobre el cristal con su promesa
de imposible regreso de las cosas perdidas.

La canción terminó y voy a la cama,
mientras la lluvia fuera me susurra
—no sé si es un consuelo o una advertencia—:
todo se alcanza al fin, pero a destiempo.

(De Ioana Gruia, La luz que enciende el cuerpo, 2021)
Publicado en Poesía | Deja un comentario

Clásicas – Pestilentia (subtítulos en latín / griego y en castellano) (Tradición clásica)

Pestilentia (subtítulos en latín / griego y en castellano)

Gracias a Alicia Satué

Publicado en Clásicas, Literatura griega, Literatura latina, Tradición clásica | Deja un comentario

Poesía – Jacobo Cortines, Pasos de amor III (fragmento)

(Jacobo Cortines recita su poema)

Pasos de amor III (fragmento)

Hoy he venido al mar para estar cerca,
aún más cerca de ti, mi amor de siempre,
porque aquí yo gocé de tu entusiasmo,
de la alegría tuya tan serena,
de tus paseos por la extensa playa,
de tus cenas que tanto enamoraban,
de tu reposo envuelto en dulces sueños.
Hoy he vuelto a este mar que preferías
a cualquiera por más que más bondades
pudiera otro ofrecerte.
Era tu mar de niña,
tu mar de adolescente en donde alguien
plasmó la bondad y la belleza
de tu rostro en plenitud de gracia.
El mar de tanta juventud vivida,
tan llena de esperanzas e ilusiones,
el mar de tantos años que felices
se vieron coronados por la casa
que con amor y esfuerzo me ofreciste.
El mar por la mañana, a mediodía,
por la tarde cuando rojizo el cielo
de rosa va tiñendo las espumas
y hundiendo se va el sol, lento, redondo,
hasta quedar un resplandor de ascuas.
Y la noche después. Y temblorosa
la luna en sus reflejos, las estrellas,
y el rumor de las olas
por las habitaciones de la casa.
Hoy he ido a tu mar y no te he visto,
no estabas en la casa ni en la playa
tendida al sol o paseando lenta
por la orilla con el cabello al viento.
No estaba tu figura: tu presencia.
Lo que sentí de golpe fue el vacío
de un mar que no era mar, que no era nada,
sin arena, sin olas, brisa o cielo:
tu ausencia, amor mío, era ese caos.
Y pensé en ti, y lloré, y de mis lágrimas
surgiste tú, como una nueva Venus,
y vi que te acercabas y decías:
«Sí, yo soy ese mar que llevas dentro,
el mismo mar que recorrimos juntos,
el mar donde renazco de ti mismo.
Y el mar no es el morir, sino otra vida
que has de vivir conmigo mientras vivas».

(De Jacobo Cortines, Días y trabajos, 2021)

Cecilia Romero de Solís, Lilí, en El Puerto de Santa María

 

Publicado en Poesía | Deja un comentario

Música – Antonio Vivaldi – Juditha triumphans, RV 644 – Aria: «Armatae face et anguibus» (Lea Desandre, Ensemble Jupiter, Thomas Dunford)

(Vivaldi, ‘Juditha triumphans, RV 644: Air Armatae face et anguibus’)

Armatae face et anguibus
a caeco regno squallido
furoris sociae barbari,
furiae, venite ad nos.

Morte, flagello, stragibus
vindictam tanti funeris
irata nostra pectora
duces docete vos.

(De Antonio Vivaldi, RV 644 Juditha Triumphans, Aria: «Armatae face et anguibus»)
Publicado en Clásicas, Música, Tradición clásica | Deja un comentario

Poesía – Luis Escavy, Llegaremos (Tradición clásica)

(Luis Escavy recita su poema)

Llegaremos

No llegaremos tristes ni con esa
soledad que suponemos en los que ya han partido.
Tampoco dando gracias
ni pidiendo perdón por el botín legítimo
que nos han cosechado los errores.
Llegaremos cansados
y sin más equipaje que las manos amigas
al calor familiar donde los dioses eternos
impacientes esperan las historias del mundo.

(De Luis Escavy, Otra noche en el mundo, 2021)
Publicado en Poesía, Tradición clásica | Deja un comentario

Clásicas – Arquíloco, fr. 67a D., en traducción de Dalia Alonso (Literatura griega)

(Dalia Alonso lee su traducción de este fragmento de Arquíloco de Paros)

Θυμέ, θύμ᾽ ἀμηχάνοισι κήδεσιν κυκώμενε,
† ἀνάδυ †, δυσμενῶν δ᾽ ἀλέξευ προσβαλὼν ἐναντίον
στέρνον,† ἐν δοκοῖσιν ἐχθρῶν † πλησίον κατασταθείς
ἀσφαλέως· καὶ μήτε νικῶν ἀμφαδὴν ἀγάλλεο
μηδὲ νικηθεὶς ἐν οἴκῳ καταπεσὼν ὀδύρεο.
ἀλλὰ χαρτοῖσίν τε χαῖρε καὶ κακοῖσιν ἀσχάλα
μὴ λίην· γίνωσκε δ᾽ οἷος ῥυσμὸς ἀνθρώπους ἔχει.

Ἀρχίλοχος, 67a D.

Fragmento de un poema de Arquíloco en un papiro de Oxirrinco

 

Publicado en Clásicas, Literatura griega | 1 Comentario