Luisa Castro – Un eunuco me escribe (Tradición clásica)

(Leído por Luisa Castro)

Un eunuco me escribe

“Quis fuit horrendos primus qui protulit enses?”
Q. Tibullius

Un eunuco me escribe versos, versos
de muerte, versos de palo,
versos de almendro para jueces y palestras.

Un eunuco me escribe versos verdecidos
con un poco de higuera y de cangrejo,
versos
libres
que dicen cosas grandes.

Un eunuco me escribe versos y yo
lo amo como las niñas pobres
que me visitan en el palio de la risa
y cada palabra es un alto mirador,
una alondra inviolada
que hay que astillar y sacudirse hasta el delito.

Hay como que hacerse morir,
es un empeño invernal.

Un eunuco me fatiga desde siempre con sus versos.

Yo lo amo como una salvedad de piedra
florecida, como un impuesto de sangre, como una

cicatriz

que no poseo.

(De Luisa Castro, Los versos del eunuco, 1989)

Esta entrada fue publicada en Clásicas, Tradición clásica. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s