José Ángel Valente – Anales de Volusio (Tradición clásica)

 

Anales de Volusio

Por qué no ofrecer a los dioses

no ya lo primigenio, lo ligero, lo leve,

sino lo lateral, lo espeso, lo pastoso.
No siempre la paloma,

el caracol,

el canto,

sino el ladrillo,

la maroma,

el verso

lleno de orejas de Volusio.
Sacrifiquemos Lesbia, adúlteros y alegres,

a la terrible diosa que nos lleva

papel inmundo, Anales de Volusio,

cacata carta,

la flor cerrada de lo obtuso.

(De José Ángel Valente, El inocente, 1970)

line
Annales Volusi, cacata charta,
votum solvite pro mea puella:
nam sanctae Veneri Cupidinique
vovit, si sibi restitutus essem
desissemque truces vibrare iambos,
electissima pessimi poetae
scripta tardipedi deo daturam
infelicibus ustilanda lignis.
et hoc pessima se puella vidit
iocose lepide vovere divis.
nunc, o caeruleo creata ponto,
quae sanctum Idalium Uriosque apertos,
quaeque Ancona Cnidumque harundinosam
colis, quaeque Amathunta, quaeque Golgos,
quaeque Durrachium Hadriae tabernam,
acceptum face redditumque votum,
si non inlepidum neque invenustum est.
at vos interea venite in ignem,
pleni ruris et inficetiarum
Annales Volusi, cacata charta.

(De Catulo, carmen 36)

line

¡Anales de Volusio, libro de mierda,
cumplid el voto en nombre de mi amada!
Prometió a la sagrada Venus y a Cupido
que, si me reconciliaba con ella
y dejaba de lanzar feroces pasquines,
ofrecería al dios cojitranco
los escritos más selectos del peor poeta
para quemarlos con madera maldita.
Éste fue el voto que la pícara joven
ofreció a los dioses con graciosa elegancia.
Ahora, diosa nacida del cerúleo ponto,
que habitas en el sagrado Idalio, en la
desprotegida Urjo, en Ancona y Gnido,
rica en cañas, en Amatunte y en Golgos,
y en Dirraquio, la taberna del Adriático,
acepta y da cumplimiento al voto,
si no carece de elegancia y encanto.
¡Y vosotros, entretanto, id al fuego,
llenos de incultura y rudeza,
Anales de Volusio, libro de mierda!

(Traducción: Antonio Ramírez de Verger)
Esta entrada fue publicada en Clásicas, Literatura griega, Literatura latina, Tradición clásica. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s