Aurora Luque – Conversación con Catulo (Tradición clásica)

Conversación con Catulo

Miser Catulle, desinas ineptire

Deja de hacer locuras, desgraciado Catulo.
Deja de hacerlas tú también, Aurelia.
Al pensar en los labios
que desea morder
no recuerda los tuyos. Deja de hacer locuras.
Vete a otra parte ya
con tu ocio irritante. Ya es hora de que dejes
de hacer el gilipollas.

(De Aurora Luque, Camaradas de Ícaro, 2003)

div-fl

 

Miser Catulle, desinas ineptire,
Et quod uides perisse perditum ducas.
Fulsere quondam candidi tibisoles,
Cum uentitabas quo puella ducebat
Amata nobis quantum amabitur nulla.
Ibi illa multa cum iocosa fiebant,
Quae tu uolebas nec puella nolebat,
Fulsere uere candidi tibi soles.
Nunc iam illa non uolt: tuquoque inpote <ns noli>,
Nec quae fugit sectare, nec miser uiue,
Sed obstinata mente perfer, obdura.
Vale, puella, iam Catullus obdurat,
nec te requiret nec rogabit inuitam.
At tu dolebis, cum rogaberis nulla
Scelesta, uae te, quae tibi manet uita?
Quis nunc te adibit? cui uideberis bella?
Quem nunc amabis? cuiusesse diceris?
Quem basiabis? cui labella mordebis?
At tu Catulle, destinatus, obdura.

(Catulo, Carmen 8)
div-fl

 

Deja, pobre Catulo, las locuras.
Da por perdido lo que ves que ha muerto.
En otro tiempo te alumbraron soles
resplandecientes, cada vez que ibas
a la cita con ella,
la que tuvo tu amor como ninguna
lo tendrá. Muchos eran los placeres
que tú querías y ella no negaba.
Resplandecientes soles te alumbraron.
Ahora ella no quiere. Tú tampoco
la persigas, pues huye y nada puedes.
Pero tampoco vivas amargado.
Mejor, resiste firme y hazte duro.
Adiós, mujer, Catulo se ha hecho duro,
no te va a requerir ni a suplicarte
contra tu voluntad.
Ya sufrirás al ver que no te buscan.
Ay de ti, mujer  pérfida, qué vida
te espera. ¿Quién se va a acercar a ti?
¿A quién le vas a parecer hermosa?
¿A quién querrás ahora?
¿De quién dirán que eres?
¿A quién vas a besar, morder los labios?
Tú, Catulo, con fuerza, aguanta duro.

(Traducción: Juan Antonio González Iglesias, Catulo. Poesías, 2006)
Esta entrada fue publicada en Clásicas, Literatura latina, Tradición clásica. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s